A Memorizar

Si hemos hecho nuestro horario, tomado unos buenos apuntes, subrayado bien el material, realizado nuestros resúmenes y nuestros esquemas ya solo nos queda el último paso: memorizarlos. Si todos los pasos anteriores los hemos hecho de una forma correcta la memorización será mucho mejor y más rápido de lo que crees.

Dependiendo de la cantidad de material lo más probable es que solo necesitemos memorizar los esquemas (piensa en cuantas hojas de apuntes y del libro te has ahorrado habiéndolos dejado preparados para este momento).

 Memorización del esquema

  1. Antes de ponerte a memorizar debes tener hechos todos los esquemas y además resueltas las dudas. No memorices cosas que no entiendes.
  2. Es importante organizarse: Reserva la última tarde o últimas tardes antes del examen para memorizar los esquemas. Los esquemas no deben memorizarse semanas antes, sino que son lo que utilizaremos como “memoria final” antes del examen. Recuerda que al ir haciendo los esquemas fuiste estudiando, pero ahora nos toca el gran repaso final.
  3. La memorización es la tarea más importante del estudio. Por tanto, procura estar despejado. Necesitas estar en tu mejor forma. Nunca con sueño.
  4. Olvídate de sustancias o medicamentos que te recomienden. Sin embargo te recomiendo que no te olvides de practicar algo de deporte, es buenísimo para la salud, libera endorfinas y “rompe" con la monotonía del estudio.
  5. ¿Cómo se memoriza? Se trata de leer y comprender el esquema y, a continuación, reproducirlo mentalmente con el esquema tapado. Si ves que no te lo sabes, repite la operación hasta que te lo sepas.
  6. Memoriza trozos de esquema. Cuando acabes con un gran apartado, trata de volver a reproducirlo mentalmente, pero ahora completo. Haz lo mismo cuando acabes un tema, para tener la visión de conjunto.
  7. Pon marcas en los sitios del esquema que más te cueste memorizar. Deberás poner especial énfasis a la hora de los repasos o vueltas posteriores.
  8. Es muy difícil que te lo sepas a la primera. Por eso, seguramente te tocará dar varias vueltas a los temas que debes estudiar. Esto sería muy difícil si lo intentaras sin esquemas.
  9. Introduce descansos. La memorización requiere un esfuerzo muy intenso, que no puede mantenerse durante mucho tiempo. Por ello, los descansos deben ser frecuentes (más frecuentes cuanto más joven seas). Los descansos deben estar programados y con la duración estrictamente controlada.
  10. Si hay dibujos, diagramas o gráficos deberás tratar de reproducirlos en un papel hasta que te salgan sin mirar. Nunca los pases por alto.
  11. No memorices lo que no sea necesario. Aunque se supone que al elaborar tu esquema, eliminaste lo superfluo, debemos insistir en que no tiene sentido memorizar frases enteras. Si no entiendes algo, pregunta, pero no lo memorices sin más.
  12. Aunque puede ser muy variable, aquí tienes un ejemplo de programación.

                                                                                                                                     

 Consejos

  1. La memoria es como la musculatura: Cuanto más practicas, más se desarrolla.
  2. Se memoriza mucho mejor si se comprende. Es más, si no comprendes, te servirá de poco memorizar.
  3. Visualizar el significado de la palabra a recordar, ayuda bastante. Es más fácil recordar la imagen de una escoba que la palabra escoba. Algunas técnicas se basan es esta idea.
  4. La repetición es frecuentemente la forma más fácil de memorizar. Puede ser oralmente, por escrito, repitiendo un dibujo, diagrama...
  5. El interés (o motivación) en lo que se memoriza es fundamental. Por ejemplo, seguro que te sabes la vida entera de tu cantante favorito!
  6. Respeta las horas de sueño. Duerme 8 horas. Nunca menos de 6. Muchos estudiantes han tenido la frustrante experiencia de quedarse a estudiar hasta altas horas de la noche y no ser capaces de pasar de página. Las horas de sueño son horas ganadas, no horas perdidas.
  7. Entender y practicar. Lo que se entiende tarda en olvidarse. Lo que se practica tarda en olvidarse mucho más.
  8. La memoria fotográfica es útil. Permite recordar gran cantidad de información de un vistazo. A la hora de recordar, evocas en tu mente la imagen y de esa evocación extraes información, que puede ser, por ejemplo, la estructura de un tema. Puedes favorecerla, preparando tus apuntes, esquemas... de forma visual.
  9. Para memorizar se necesita concentración. Por ello, cuando vayas a estudiar, aparca tus problemas, y si no puedes, fíjate un momento para resolverlos.
  10. Trata de convencerte de que lo que estás memorizando te interesa realmente. Es conocida la influencia de la actitud ante lo que se estudia sobre la cantidad de información recordada.
  11. Si quieres que lo estudiado permanezca en la memoria, por ejemplo después del examen tendrás que programarte unas sesiones de repaso.
  12. Utiliza reglas Mnemotecnicas: con estas reglas memorizar será mucho más fácil. (ver apartado “REGLAS MNEMOTÉCNICAS")